Blog

Los desafíos y las tensiones de la Gestión del Riesgo de Desastres 

En el siglo XXI, con más información y conocimiento especializado que en cualquier otro momento de la historia, los desastres siguen en aumento, así como las cifras de daños y pérdidas que generan. Las causas son múltiples, aunque muchas se han exacerbado con el cambio climático o las prácticas insostenibles del desarrollo económico de las sociedades contemporáneas. Las consecuencias, por su parte, serían distintas con la aplicación consistente de un enfoque holístico de reducción del riesgo de desastres y de adaptación al cambio climático.   

Los desastres, hoy por hoy, no son una asignatura exclusiva de las clases menos favorecidas y más vulnerables: los desastres ocupan lugares recurrentes como Japón, países de economías solventes como Estados Unidos y Australia, y territorios con mayores desafíos económicos como Birmania, Etiopía, Libia, Puerto Rico o Colombia. En todos los casos, al trabajo de la gestión del riesgo de desastres como estrategia de desarrollo le ha quedado pendiente un mayor esfuerzo en términos de conocimiento aplicado, reducción de la vulnerabilidad y la amenaza, y manejo sistémico del desastre.  

 Lo anterior, supone la resolución de una serie de desafíos y retos relacionados con el conocimiento, la reducción del riesgo y el manejo del desastre, desde perspectivas globales, regionales y locales. Por ello, es menester i) Aplicar rigurosamente los acuerdos internacionales y regionales para la reducción del riesgo de desastres por medio de iniciativas prácticas y ejecutables que ayuden a disminuir vulnerabilidad, amenaza y riesgos en los territorios de alcance de los firmantes; ii) Acotar el desfase entre la teoría y la práctica de la gestión del riesgo de desastres para hacer valer las ideas académicas en la praxis y en la realidad de la exposición, la amenaza y la vulnerabilidad; iii) Contrarrestar la tendencia permanente de «sectorización del riesgo», y conectar esta estrategia del desarrollo con otras disciplinas, ciencias, áreas del conocimiento y agendas de instituciones públicas y privadas; iv) Revisar y ajustar las prácticas de financiamiento de la gestión del riesgo de desastres, para invertir lo que corresponde y en lo que es pertinente; v) Solucionar la tensión imperante entre las operaciones propias de la atención de los desastres y la reducción del riesgo, toda vez que no son capacidades o procesos entendibles o aplicables de forma similar; y, por último, vi) Mitigar o reducir los efectos colaterales del desarrollo del capital sobre el medio físico y los recursos naturales. 

Estos seis desafíos de la gestión del riesgo de desastres, que tienen un carácter global -pero aplicación expedita en lo local-, son motivo de trabajo institucional desde Presentes Corporación, a partir de sus cuatro áreas de la Dirección de Inteligencia para la gestión del riesgo de desastres y el cambio climático:  

i) Apropiación social del conocimiento del riesgo de desastres,  

ii) Manejo del riesgo de desastres y restablecimiento de condiciones de vida,  

iii) Inteligencia del riesgo de desastres y continuidad del negocio, y  

iv) Gestión territorial del riesgo de desastres y cambio climático. 

En estos desafíos, Presentes Corporación ha venido trabajando en los últimos años desde la conexión de cinco vértices clave para la gestión del riesgo de desastres: Academia, Estado, Empresa, Sociedad Civil y Comunidad. En esta innovación social, Presentes Corporación apalanca su propuesta de valor, sus servicios y las intervenciones de sus proyectos.   

Conversemos

Copyright©2022 Presentes Corporación. Diseño de páginas web por Estratégico Digital.